+52 (228)152.40.03 | (228) 170.57.87 contacto@jocutla.com.mx

La forma de preparar una taza de café es un proceso de gran importancia para extraer apropiadamente el sabor, aroma y cuerpo de lo granos del café. Por este motivo se deben seguir algunas recomendaciones básicas que permitan lograr el mejor sabor sin afectar las cualidades inherentes del aromático.

Prepare una buena taza de café

Adquisición del grano

Es recomendable comprar el café en un expendio que cumpla con el requisito de tener su tostador a la vista y sea tostado en presencia del comprador, comprobando la frescura del producto adquirido. La apariencia del grano tostado debe ser uniforme, en termino medio, evitando los oscuros (porque se han quemado sus aceites esenciales, perdiendo sus cualidades de olor y sabor). Cuando un grano tostado adquiere un color pálido en exceso, se debe a que no fue cosechado en plena madurez (grano verde), llamándolo grano vano.

Cantidad de café a comprar

El comprador debe tener presente que realmente lo que da el sabor a la bebida son sus aceites esenciales, que al transcurrir cierto tiempo se deterioran adquiriendo un sabor rancio y desagradable. Debe comprarse únicamente lo que se consuma en 7 días si se adquiere grano tostado y molido. En caso de adquirir grano tostado sin moler la duración máxima del café sin perder sus características intrínsecas será de 20 días.

Correcto almacenamiento del café tostado y molido

El café puede conservarse en frasco de cristal ó productos Peck para alimentos; de conservarlo en el refrigerador y sacar el recipiente diariamente, se deberá consumir en 7 días, ya que cada vez que se abre el recipiente, el café entra en contacto con el medio ambiente y pierde cualidades. Hay que evitar el contacto con el aire.

Ocho pasos para obtener una buena taza de café

  1. Calentar el agua pura a punto de hervir. En la Ciudad de México de 90 a 93º C., en sitios a nivel del mar 100º C.
  2. Café puro de buena calidad, tostado y molido en término mediano, esparcido uniformemente en el filtro y portafiltros.
  3. Se coloca el portafiltros, filtro de tela y café, en la cafetera. Vaciar el agua sobre el café procurando hacerlo uniforme y lentamente a efecto de que todo el café se empape en la superficie y de esta manera vaya filtrando. Se recomienda una proporción de ocho litros de agua por cada ½ kilogramo de café.
  4. Transcurridos 6 minutos retire el filtro de la cafetera aún cuando todavía tenga agua y tápela, nunca permita que siga goteando sobre el café ya preparado.
  5. Saque una jarra del café ya preparado y vuelva a depositarlo en la urna o depósito de la cafetera, repita esta operación una o dos veces más para homogeneizar la bebida.
  6. El café está listo para servirse, pruebe una pequeña porción para verificar que se encuentra en óptimas condiciones.
  7. Baje la temperatura a 75º C., nunca deje que el café hierva después de preparado, el tiempo de vida con esta temperatura es de 2 hrs., para conservar sus cualidades.
  8. Lave perfectamente el filtro y déjelo en agua caliente y limpia, hasta que haga una nueva preparación. Los filtros de tela se deben usar 30 días como máximo, dependiendo del uso diario.

 

Tomado del libro: Tomando Café, Manual del Catador, Ramón Aguilar Ruíz, paginas 115 y 116.